domingo, 20 de abril de 2008

Mas alla del rio. El rio aquel.



Lo habiamos dejado en el momento en el que un servidor y Val, un belga de aspecto italiano, decidimos alquilarnos un coche para hacernos la costa oeste a ritmo de canciones anhejas.
Al coche lo llamamos Janis, y a Janis la llamamos Joplin.
Tambien se subieron Eddie Vedder y las gentes de Blue Note.






La costa oeste de la Isla Sur es, cuanto menos, un resumen de todas las geofrafias posibles. Desde Castilla a La Antartida, atajando por el Amazonas. Algo dificil de explicar.
Por el camino vas topandote con playas, rocas, palmerames y ciudades pequenhitas, sin mucho encanto, pero con alegres moradores.

De Wesport a Graymouth, yaciendo al fuego con algunos israelies que me recomendaron un trecking por aguas sulfurosas. Decidimos escalar un glaciar. Sonaba mas cool.

De Graymouth a Franz Josef Glazier. Siguiendo a un coche rojo poblado de mujeres.
Hicimos nuestras apuestas. La que conducia seria una rubia de piernas largas, y la copiloto una morena devoradora de cine en blanco y negro.

Escalamos el glaciar.



Previo a la subida, el guia te pregunta si tienes algun problema fisico, o si tu conducion fisica es la mas adecuada, y todo eso.
Le repase todo mi historial del Pelorus Track, le informe de mi rodilla y de mi hombro, y me respondio que no habia problema. Si me fallaba el miembro, pediria un helicoptero. Sonaba bien.

No fue pa tanto, la verdad. Nos tiramos todo el dia caminando y trepando por el hielo, pero lo disfrute como un enano.
Tios, teneis que hacer esto. Arrastrarse por un agujero de hielo es la leche.



Por cierto, el hielo azul mola taco.



Podria haberme tirado subiendo y bajando el Glaciar durante una semana seguida. Es espectacular. Pero contratar al guia es caro.
Lo unico que lamento es que no tuvimos tiempo para subir a la cima (es un peazo glaciar).

Una vez abajo, barbacoa, vino, y Pauline.
Pauline es una interesante francesa de Francia que habla con acento frances y tiene la cabeza muy bien plantada. Mola por dentro y por fuera. Y esta dando la vuelta al mundo.
ella tambien tiene un blog que podeis visitar, por cierto:
http://pauline-en-tdm.blogspot.com/

Aqui la teneis desayunando (*sorry Pauline, but this image is so much funnier than the other one... :D ).



Aqui no tengo fotos del momento, pero llorar de risa con dos canadienses mientras discutes sobre South Park es algo que no necesita de imagenes. Haceros una idea.

Siguiente parada, Mount Cook.
Hablaremos de ello.
Toy cansado y de resaca.

2 comentarios:

silvia dijo...

Jolin Rubin, eso sí que es vivir. Lo de imaginarte sólo y de noche cantando los planetas por ese bosque me ha hecho muy feliz, no sé por qué. Y lo del efecto mougly, y lo de cuando estuviste gritando y riendo a la vez. Qué bueno todo. Cómo molas. Yo de mayor quiero ser como tú :)

Davidín dijo...

Oye pero Nueva Zelanda es un minimundo en si misma, playas, ciudades, glaciares, sólo te falta hacer espeleología y hacer una excursión al cráter de un volcán.
Estoy esperando la historia de la antípoda exacta de tu casa de Coruña (te guardas lo mejor para el final?). Quiero ver fotos de ese sitio.
Y a ver si nos cuentas algo más de esas chicas francesas.